Versión cefálica externa

VERSIÓN CEFÁLICA EXTERNA ¿EN QUÉ CONSISTE?

En el post de hoy vamos a hablar hoy sobre la Versión Cefálica Externa (VCE), una maniobra que nos puede ofrecer nuestro ginecólogo si nuestro bebé se encuentra en posición de nalgas o podálica en el embarazo. Estos bebés son el 3-4% de los embarazos en la semana 36. 

El objetivo de realizar este método es girar al bebé para colocarlo en posición cefálica (cabeza) para facilitar el parto, y disminuir así el índice de cesáreas.

Si, aunque pensemos que es más cómodo una cesárea, y que el bebé sufre menos con una cesárea; es totalmente falso, los seres humanos estamos diseñados para el momento del parto, la naturaleza es muy sabia, el parto es más indicado para nosotras y para el bebé. 

Por lo tanto la VCE reduce la realización de cesáreas por este motivo. 

¿Cuándo nos lo van a realizar?

La VCE (versión cefálica externa) se realiza cuando el bebé está a término, es decir alrededor de las semanas 36-38.

Antes de la realización de la VCE, nuestro ginecólogo nos entregará un consentimiento informado, explicando el procedimiento y los riesgos que de ello conlleva (todos los procedimientos llevan un riesgo, no nos debemos de asustar). 

¿Dónde lo hacen?

Se realiza en el hospital y por un ginecólogo experto en la maniobra. La realización de la técnica depende de la experiencia del obstetra. 

Algunos ginecólogos experimentados realizan la técnica en consulta, bajo control del ecográfico. 

También nos pueden realizar la VCE en quirófano, administrando un relajante muscular y facilitar la maniobra, en caso de tener el útero tenso. 

Antes y después de la maniobra, se realiza un control de monitorización fetal durante 20 min aproximadamente. 

¿Que porcentaje de éxito?

El éxito de la técnica reside principalmente en la experiencia del obstetra, del encajamiento de la presentación (nalgas o pies), multiparidad (si es nuestro primer bebé, segundo o tercero), el peso del recién nacido. 

Son muchos los factores que influyen, pero ronda el 60% de éxito. 

¿Qué riesgos tiene?

Como ya he dicho más arriba, no debemos de pensar solo en los riesgos, esto acarrea miedo y hace que nuestro cuerpo esté tenso y cueste realizar la maniobra. 

En el consentimiento informado nos van a hablar de desprendimiento de placenta, dolor, rotura uterina… hasta de muerte perinatal. 

No nos quedemos con lo malo, si nuestro ginecólogo nos lo ofrece, resolver todas las dudas con él, ya que nos va a comentar su experiencia y su tasa de éxito. 

Si está de nalgas y tu ginecólogo no te lo ha ofrecido; no te agobies, seguramente tengas algún factor de riesgo que haga que la técnica no sea del todo efectiva, como puede ser una presentación encajada en la pelvis, un peso elevado, si te estás administrando Heparina en la gestación, si tenemos una cesárea anterior, u otras razones que nos explicarán en su momento. 

Resumen: 

Si nos lo ofrece, valorar la opción, háblalo con tu pareja, y con tu ginecólogo. La cesárea ya la tienes, pero intenta un parto vaginal. 

Antes de intentar una VCE, mira este post, sobre como girar a los bebés de nalgas con cambios posturales. 

https://www.susmatronas.com/es/posicion-de-nalgas-en-el-embarazo/

Gracias por leerlo

Ultimas publicaciones

Enlaces de interés

Metodo AIPAP en Madrid

Preparación al parto Madrid

prepara tu pelvis para el parto

Resuelve tus dudas

https://www.ivoox.com/28921874

Escucha los podcast de preparación al parto y no te pierdas ningún capítulo suscribiéndote al programa
2018-11-06T07:38:17+00:00

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies