Pujos en el parto

COMO SE REALIZAN LOS PUJOS EN EL PARTO

En este post voy a intentar explicar de una manera sencilla y fácil la manera de empujar en el parto. 

Realmente, un parto sin epidural, o con una analgesia epidural en la que tengamos sensación de pujo no es necesario leer este post, ni siquiera hacerlo. No tiene sentido, el cuerpo es muy sabio; y sí el tuyo también; y sabe hacerlo, no hace falta a nadie que lo explique como realizar los pujos en el parto. 

Los pujos durante el período expulsivo los podemos dividir en dos grandes grupos, los que realizamos con espiración, y los que hacemos bloqueando la glotis (sin expulsar el aire, en apnea). 

Pero antes de nada, vamos a explicar en que consiste el período expulsivo. 

El parto lo dividimos en varias fases, tenemos la fase prodómica de parto, que sucede en la mitad de los casos y os dejo el link sobre que hacer en este período. https://www.susmatronas.com/prodromos-de-parto/

Después de la fase prodrómica, tenemos la fase de dilatación. Yo no me voy a meter si es una fase rápida de dilatación ni una fase lenta, cada mujer lleva su ritmo, y hay que ver la mujer como un todo, no como un reloj. Aquí tenemos que tener el cuello del útero (cérvix) con una dilatación de 10 cm, que es lo máximo. https://www.susmatronas.com/fases-parto-contraccion-dilatacion-expulsion/

Aunque apunto un detalle: podemos comenzar a empujar con menos centímetros, todo depende de cada mujer, de las sensaciones, y las necesidades de cada parto. Déjate guiar por tu matrona. 

Tras la dilatación completa (dilatación de 10 cm), comienza la fase de expulsivo, y aquí voy a ir dejando claro varias fases y varios tiempos. 

Una fase de expulsivo con epidural en un primer parto, podemos estar hasta 4 horas para que  nazca el bebé. No son 4 horas empujando, eso hay que dejarlo claro. 

Quiero recordar que son tiempos aproximados, que cada mujer es diferente, cada parto es único y hay que valorar varias cosas. Aquí comentamos un parto CON EPIDURAL SIN GANAS DE PUJAR. 

Primera fase del período expulsivo: 

Descenso pasivo: Una hora y media, dos horas, dejaremos que el bebé descienda solito, sin ningún pujo.

Si en esta fase notamos presión en el ano, hablaríamos con nuestra matrona /matrón y le comentamos las sensaciones que tenemos. 

Segunda fase del período expulsivo: 

Descenso activo-pasivo: Dejaremos otra hora aproximadamente, con pujos espontáneos. Es decir, si notamos esa presión en el ano, intentamos aliviarla apretando. ¿Qué no sabes como? Lo primero escucha a tu cuerpo, lo que te pide; y sino, tienes esas sensaciones de pujo espera un poco más.

Tercera y última fase del período expulsivo: 

Descenso activo, pujos activos. 

Aquí es donde está el kit de la cuestión, sino tenemos las sensaciones de presión en el ano, nos va a costar mucho más empujar. 

DOS TIPOS DE PUJOS

Pujos en espiración: 

Los pujos en espiración son pujos menos lesivos para el suelo pélvico, aunque también menos intensos. 

Los realizamos mientras está la boca abierta, podemos emitir algún sonido (o muchos), y realizamos los pujos mientras expulsamos el aire. 

Debemos hacer la fuerza con la zona abdominal, con carácter descendente. No vamos a realizar la presión con la garganta, nos podemos hacer daño y no hacemos fuerza en el periné. 

Pujos en apnea: 

Los pujos en apnea los realizamos cuando los otros pujos no son efectivos. Son más lesivos para el suelo pélvico, nos cansan más, pero son más efectivos. 

Los realizamos sin expulsar el aire, reteniendo el aire en los pulmones el diafragma desciende y le mete más presión a la zona abdominal.

Pero en los pujos en apnea, deben de ser dirigidos igual, con carácter descendente y no quedarse en la zona de la garganta ni la cara. 

En ambas formas de empujar, los pujos deben de ser largos, y continuos, realizados SIEMPRE durante la contracción, nunca realizaremos los pujos entre contracciones, no tiene ningún sentido. 

El objetivo de este post es conseguir que los pujos en espiración sean igual de efectivos que los pujos en apnea. 

¿Cómo practicarlos? 

Pues los practicaremos de una manera muy sencilla, todos los días (o casi todos), mientras defecamos. 

Intentaremos defecar mientras expulsamos el aire, haciendo la presión con la zona abdominal. Así evitamos que nuestro suelo pélvico se lesione, se edematice, tengamos varices vulvares, hemorroides… etc. 

Así que ya sabes, a practicar esos pujos. 

Ultimas publicaciones

Enlaces de interés

Metodo AIPAP en Madrid

Preparacion al parto embarazadas piscina

Resuelve tus dudas

https://www.ivoox.com/

Escucha los podcast de preparación al parto de SusMatronas y no te pierdas ningún capítulo suscribiéndote al programa
2019-01-15T07:14:02+00:00

Deje su comentario

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies