Maniobra de Hamilton

MANIOBRA DE HAMILTON

En el post de hoy hablaremos sobre la Maniobra de Hamilton, esa famosa maniobra que seguro que toda embarazada ha oido hablar de ella. 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la maniobra de Hamilton es considerada como un método de inducción mecánica por la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), y como al tratarse de una maniobra de inducción debe de ser realizada SIEMPRE con consentimiento de vosotras. 

¿Porqué digo esto del consentimiento de la Maniobra de Hamilton?

Porque desgraciadamente, hay algunos profesionales que la realizan sin el consentimiento de la mujer. 

No digo de firmar un papel (ya llegará porque la cantidad de consentimientos firmados que hay que tener para todo), sino un consentimiento verbal. 

¿Que debemos de saber de la Maniobra de Hamilton?

La maniobra de Hamilton se realiza tras un tacto vaginal, es una maniobra dolorosa, ya que se introduce un dedo por el interior del cuello del útero, hasta llegar a las membranas amnióticas del bebé. 

Tras la llegada, se realiza un giro con el fin de despegar las membranas del final del útero. 

Esta manipulación libera prostaglandinas naturales que maduran el cuello del útero. 

Pero para que nos realicen la maniobra debe de estar dilatado un poco el cuello del útero, sino es imposible abrirlo con el dedo para llegar. 

¿Que riesgos puede tener la maniobra de Hamilton?

Pues como todo tiene su riesgo podemos: 

  • romper la bolsa amniótica: esto hace que nos quedemos ingresadas y que sea un motivo de inducción medicamentosa (depende del protocolo del hospital nos realizaran una inducción con medicación como prostaglandinas, oxitocina o balón para tracción mecánica). 
  • sangrado abundantes si la maniobra se ha realizado sin conocer donde se encuentra la placenta (una placenta de inserción baja ni previa, jamás puede realizarse esta maniobra). 
  • contracciones de mayor intensidad

Lo más frecuente que puede pasar tras la realización de la maniobra de Hamilton, es el sangrado, pero de intensidad baja. Es decir, podemos estar manchando 2 días, ese manchado puede ser rojo al principio y marrón al final. Tranquilas si nos pasa, pero para mejor valoración deberías de acudir a un profesional, como matrona o ginecólogo. 

¿Es bueno realizar la Maniobra de Hamilton?

Pues como todo debe de ser valorado individualmente. 

No es motivo de realizar la maniobra de Hamilton alrededor de la semana 38, ya que aún tenemos margen para que el parto se desencadene de una manera más fisiológica (recordamos que es considerada un método de inducción al parto)

Si la fecha de inducción se acerca y nos lo preguntan, debemos valorar, si queremos esa “ayuda” o no. 

Es una decisión personal en la que nos deben de informar, y hablarlo. 

Espero haber aclarado vuestras dudas. 

Gracias por leerlo.

Ultimas publicaciones

Eventos

Enlaces de interés

Metodo AIPAP en Madrid

Preparacion al parto embarazadas piscina

Resuelve tus dudas

https://www.ivoox.com/

Escucha los podcast de preparación al parto de SusMatronas y no te pierdas ningún capítulo suscribiéndote al programa
2019-05-08T07:48:46+00:00

Un comentario

  1. Isabel 08/05/2019 en 09:46 - Responder

    Hola! A mí me hicieron esta maniobra hace dos semanas sin mi consentimiento. Estaba de 40+2 y tenía monitores, en la gráfica aparecían muchas contracciones algunas las sentía un poco dolorosas. A continuación tenía cita con la ginecóloga q me decía que iba muy bien la cosa y que me iba a explorar a ver cómo estaba el cuello. Antes de empezar me salió solo decirle “No me rompas nada” ella se rió y me dijo tranquila…Me dijo que estaba dilatado 1 cm y de repente sentí bastante dolor q me dijo q es porque estaba nerviosa y cuando me vestía me dijo “a ver si con esta ayudita das a luz pronto aunque no es una garantía” Recuerdo la rabia q sentí en ese momento,me quedé callada por miedo a mí agresividad. Efectivamente esa noche me puse de parto sentí que esa mujer me lo robó ya nunca sabria cuando espontáneamente hubiera nacido mi hijo. Cada vez que lo pienso me siento muy triste y a veces con culpa por no decirle también que no me hiciera esa maniobra q yo conocía. En fin…me siento triste y enfadada de que haya “profesionales médicos” que se sientan con derecho de hacer lo que les da la gana desde esa superioridad y que ni siquiera pregunten. Ojalá tengan la obligación pronto de pasar un consentimiento por escrito.

Deje su comentario

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies