Manchas en la piel: Melasma

MANCHAS EN LA PIEL: MELASMA

Comienza el buen tiempo y por fin sale el sol. Pero cuidado, no queremos parecer un dálmata con el Melasma. 

Este año no has pasado la operación bikini, porque estás deseando lucir tu barriga por todos los lados. Esa tripita llena de felicidad, de amor, de vida… No hay que esperar más y vamos a lucirla.

Pero no hay que olvidarse de ponerse crema para el sol, ¿sabes que durante el embarazo salen manchas que luego es difícil eliminarlas?

Pues vamos a hablar de eso, del MELASMA o CLOASMA 

Durante el embarazo se incrementan los niveles de estrógenos, y la piel está más tersa, lisa, blanda y aumenta la vascularización. Con todos estos cambios también aumenta la Melanina en la piel, producida por esos cambios hormonales en el embarazo, sobretodo los estrógenos y los progestágenos.

Esta Melanina ha empezado a realizar pequeños cambios en nuestro cuerpo que seguro que comenzaste a darte cuenta al poco tiempo de estar embarazada. Y sí estoy hablando de las areolas, da igual como las tenías antes del embarazo, ahora parecen galletas “campurrianas”; los pezones se vuelven más oscuros y grandes, ¿para qué?, se preparan para que al bebé le cueste menos engancharse al pecho, así de simple. 

Con efecto de la Melanina, surge la Linea Alba, una línea que aparece desde el ombligo hacia el pubis, sobre el 4º y 5º mes de embarazo, se cree que esta pigmentación es una guía para el bebé llegue al pecho de la mamá, increíble ¿verdad?

También se pueden pigmentar las cicatrices o los lunares ser más oscuros. Tranquila, todo esto es normal en el embarazo. 

Y luego están las dichosas manchas en la cara, MELASMA (antes llamado Cloasma), esas manchas que aparecen en las mejillas y frente. En la sociedad podemos encontrar el Melasma como “manto”, “paño” o “velo”. Simplemente así lo llaman nuestra abuelas y así lo podemos oir por la calle. 

El Melasma aparece más en personas con piel oscura, y afecta en la segunda mitad del embarazo, y más relacionado con la exposición al sol.  Y suele afectar al 70% de las embarazadas.

¿QUE HACEMOS PARA QUE NO PERMANEZCAN ASÍ DE OSCURAS?

Lo principal que tenemos que hacer es una prevención con crema solar en el rostro, con un factor alto, alrededor de 50 o más incluso.

La protección solar debe de ser diaria, sobretodo en primavera y verano, pero sin olvidarnos del otoño e invierno; principalmente a partir del cuarto mes de gestación. 

Si una vez que han salido las manchas, y no hemos utilizado factor solar, vamos a añadirla en nuestro rutina diaria. Si en cambio estamos usando factor solar, lo pondremos más veces a lo largo del día o incluso aumentaremos el factor de protección.

Ante cualquier duda sobre la elección de la mejor crema pregunta a tu farmacéutico, teniendo en cuenta que debido a los cambios hormonales, la piel está más grasa debido a un aumento de la secreción sebácea; así que la crema que debemos utilizar debe de ser además para piel grasa. 

Pero tranquila, todo vuelve a su anterior situación, y las areolas se ponen de un color normal, la linea alba desaparece, pero las manchas en la cara perduran en el tiempo hasta un año después del parto; así que ¡¡¡ponte crema!!!

Añade un Comentario

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies