Hipertensión Arterial en el embarazo

HIPERTENSIÓN ARTERIAL EN EL EMBARAZO

La hipertensión gestacional es una forma de hipertensión propia del embarazo, que se desarrolla después de la semana 20 de gestación. 

La hipertensión en el embarazo oscila entre el 5 y el 10% de la población y es más frecuente en mujeres mayores de 35 años, con embarazos gemelares, diabetes, o aquellas que ya sufrían de hipertensión antes del embarazo. 

Hay que diferenciar la hipertensión gestacional de la hipertensión crónica, la hipertensión gestacional aparece pasadas las 20 semanas, sin embargo la hipertensión crónica sucede antes de la 20 semana o incluso estar presente antes del embarazo. 

Una hipertensión gestacional o crónica durante el embarazo puede desencadenar una serie de enfermedades propias, como la preeclampsia, la eclampsia o incluso el síndrome Hellp. 

Vamos a ir viendo un poco cada una. 

TIPOS DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Una hipertensión gestacional es una subida de la tensión arterial por encima de 140/90 mmHg antes de la semana 20 de embarazo.  

Las analíticas están normales, no existe presencia de proteínas en la orina, y no existe sintomatología añadida. 

La Preeclampsia es el siguiente paso (por así decirlo), la tensión suele estar elevada por encima de 140/90 mmHg, existen proteínas en la orina, y la analítica indica que existe mayor o menor daño en el funcionamiento del riñón o del hígado. 

La Eclampsia es la forma grave de una Preeclampsia, y trata de convulsiones como consecuencia de la enfermedad. 

El síndrome Hellp es otra variante de la Preeclampsia grave, y se observan cambios físicos como edemas generalizados, y una alteración completa de la analítica. 

¿CUALES SON LAS CAUSAS DE LA HIPERTENSION GESTACIONAL?

Como ya hemos comentado es más frecuente en:

  • Hipertensión antes del embarazo
  • Embarazos múltiples
  • Mayores de 35 años
  • Diabetes

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DE ALARMA?

Ante cualquier síntoma de alarma debemos acudir a un centro sanitario para ser avaluada por un especialista. 

  • Edemas repentinos
  • Cambios de visión
  • Aumento de la tensión arterial
  • Naúseas y vómitos
  • Orina en pequeñas cantidades
  • Dolor en el estómago

PREVENCIÓN DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

No hay nada mejor que una buena prevención para tener un embarazo lo más saludable posible. Y para ello debemos de realizar ejercicio físico regular de manera cardiosaludable, como por ejemplo nadar, caminar… Ejercicio físico en el embarazo Método AIPAP®

Evitar comidas copiosas y también el consumo de cafeína y teína. 

Controlar la tensión arterial en las visitas médicas y de manera espontánea si nos recomiendan control de la tensión arterial domiciliaria. 

Espero que os haya aclarado esta patología propia del embarazo.

Nos vemos en el siguiente post.

Añade un Comentario